Las desventajas de las series de terror





— ¡Buh! — dijo el pequeño fantasma alegre de por fin poder asustar a los humanos.
—Ahhh, que lindo — dijo la niña abrazando a su osito con ojos borrosos por el sueño.
Bien se lo dijo su padre, hoy en día nadie se asusta con un simple fantasma.



Comentarios