Cita Desastre





Casi me atraganto con el champaña cuando vi a Marlon sacar una cajita negra, de esas que guardan tu futuro entero de felicidad. Preparada para lo que viene empiezo a pensar como decir “Si”. Entonces lo abre y me deja con la boca abierta. ¿Unos pendientes? Lo que quedaba en la copa se lo tire en la cara y me fui de allí. Aun hoy se pregunta porque me ofendí tanto. Los hombres pueden llegar a ser muy tontos.






Comentarios