Las desventajas de las series de terror






— ¡Buh! — dijo el pequeño fantasma alegre de por fin poder asustar a los humanos.
—Ahhh, que lindo — dijo la niña abrazando a su osito con ojos borrosos por el sueño.
Bien se lo dijo su padre, hoy en día nadie se asusta con un simple fantasma.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿También lo crees?

Hasta Siempre, Comandante