Soy el mejor





Orlando es orgulloso. Mucho. Siempre cree ser el mejor. Piensa que todos lo admiran. Al menos así fue al principio. Ya no, todos lo odian. A nadie le gusta una persona arrogante. Compitiendo con los demás por todo.
Si Pedro tenía un aumento, él lo buscaba. Si Alberto compraba un auto nuevo, él también. María estaba comprometida, él conseguía una mujer y se casaba. También fue así, con los hijos, la casa, el perro, todo. Como dice el refrán lo que bien no empieza, bien no acaba. Cuando el jefe murió de un infarto y todos lo lloraron. Él también lo quiso, por suerte no estuvo presente en su funeral pues ni su perro quiso asistir.


Comentarios