¿Sueño o realidad?




Últimamente tengo un sueño recurrente. Por las noches, bajo a la playa donde entre el vaivén de las olas me espera una sirena. Sí, se que suena a locura, pero así es. Me espera entre las rocas y cuando me ve avanzar por las finas arenas se reúne conmigo en la orilla. La luz de la luna brilla sobre sus escamas multicolores. Su cola de un verde azul perlado atrae mi visión. Su cabello también verde azul ondea al compás de las olas. Su torso desnudo muestra la belleza de su inmortal juventud. Y como todas las noches, se deshace de su piel escamada, mostrando unas esbeltas piernas. Allí, en la playa, bajo las estrellas, nos amamos sin reservas. La luz de la luna nos baña, mientras nuestros cuerpos se ensartan en la lucha del glorioso sexo. Su canto angelical me concede el deleite de su orgasmo. Y como cada noche su canto me despierta, allí a la orilla del mar. Donde mirando el lejano azul marino, una cola escamada verde azul se pierde en sus profundidades.





Comentarios