Para todas las mujeres:










 Dormir no siempre quiere decir que un príncipe azul vendrá a despertarlas con un beso de amor.



Comentarios