Declaración de amor



Miro desde la oscura calle la ventana aún iluminada. La silueta camina de un lado a otro, impaciente. Hace dos años que la observo, pero nunca me había decidido a declararle mi amor, era demasiado tímido. Hoy, finalmente me lleno de valor, estoy aquí, a escasos metros de su ventana, como tantas otras noches, sin embargo llego tarde, un hombre bajo su ventana dice su nombre y ella contenta, le deja pasar.


Comentarios