Karma



Completamente magullada sonreía María sobre la tumba del marido.




Comentarios