Karma



Completamente magullada sonreía María sobre la tumba del marido.




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿También lo crees?

Hasta Siempre, Comandante